Llevaba tiempo queriendo dedicarle una subida a uno de los directores contemporáneos más grandes pero nunca sabía qué elegir, si el decálogo, la de verónica, o la trilogía de los colores. Me decidí por la última. A quien no le conozca, le presento a Krzysztof Kieslowski.
Se trata de una trilogía, Blanco, Rojo y Azul.
Los tres colores de la bandera francesa en alusión a los ideales revolucionarios de libertad, igualdad y fraternidad, insistiendo en el análisis de la vida interior de sus personajes. Con estas películas intenta desvelar su sentido de la libertad y del amor, pero también su idea de Dios y de la conciencia moral, del más allá y del mundo que vivió, de la soledad y de la incomunicación, de la verdad y de las apariencias. Busca adentrarse en el pensamiento a través de lo concreto, y procura analizar esos planos y objetos llenos de fuerza metafórica y aire poético, todo esto sin omitir una valoración de su estética del color, del valor concedido al sonido o de los famosos guiños que introdujo para los cinéfilos. Sin embargo, como dije antes, el núcleo del trabajo lo encontramos principalmente en su análisis de la libertad y el amor en "Azul" y "Rojo", en la angustiosa búsqueda y en el escepticismo vital de su director, en su honestidad y responsabilidad al hablar del hombre, y en la conexión de su cine con la vida.

Bueno no sé qué más decir. Son unas películas que me dejan sin palabras ya que todo lo que pueda decir terminará quedándose corto. Sólo que hay que verlas, y verlas varias veces, puesto que con el primer visionado nos perdemos más de la mitad de las cosas que de verdad valen la pena, y es una trilogía digna de disfrutar íntegramente.

El orden en que las váis realmente no importa, pero vedlas por dios xD